Unidad didáctica 5 – Organismos rectores en la toma de decisiones para la atención de la salud

Introducción

Uno de los componentes que actualmente está tomando mayor auge es el acceso universal a los servicios de salud que tiene como objetivo brindar atención en salud gratuita, continua, oportuna y de calidad, con un enfoque a la promoción y prevención de la salud, las instituciones de salud públicas y privadas dirigen sus acciones en un mismo sentido, fundamentado en leyes y programas de acción específica.

En México el sistema de salud está integrado por el sector público y privado, cada uno enfoca sus acciones y programas con el fin de disminuir las principales causas de morbi-mortalidad (diabetes, enfermedades isquémicas del corazón, padecimientos cerebrovasculares y cáncer.) estos organismos se rigen por el sistema de salud nacional (SNS), el cual dicta las estrategias en materia de salud.

Para lograr un cambio de paradigma de la salud es importante que los tomadores de decisiones realicen un análisis de la morbi-mortalidad que aqueja el país, así como del entorno social, político y económico en que se encuentran inmersos.

Competencias

  • Comprender y conocer los organismos rectores en la salud internacional y México, aprender cómo se define es sistema nacional de salud en México, cuál es su situación actual y cómo son proyectadas sus metas; así como el impacto sobre la seguridad del paciente y en la transmisión de enfermedades.

Contenido

5.1 Organismos internacionales que rigen las decisiones en salud

La salud es parte integral de los debates sobre políticas en las Naciones Unidas. Es un aspecto fundamental de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y seguirá siéndolo en la próxima agenda para el desarrollo después de 2015.

La salud es tema de debate en los tres órganos principales de las Naciones Unidas: la Asamblea General, el Consejo Económico y Social y el Consejo de Seguridad.

La OMS trabaja en estrecha colaboración con el sistema de las Naciones Unidas para ayudar a sus Estados Miembros a satisfacer sus prioridades nacionales y lograr mejores resultados sanitarios. La OMS se esfuerza por aumentar su coherencia, eficacia y eficiencia a la hora de obtener resultados. Trabaja para integrar la salud en los debates y decisiones de los órganos intergubernamentales de las Naciones Unidas; contribuir a la coherencia y eficacia del sistema de las Naciones Unidas a nivel mundial, regional y nacional; ejercer liderazgo en la acción humanitaria relacionada con la salud, en particular dirigiendo el Grupo de Acción Sanitaria; y promover alianzas y colaboraciones interinstitucionales para abordar cuestiones sanitarias.

La Cooperación de la OPS/OMS, con México parte del Acuerdo de Cooperación Técnica, firmado el 30 de Mayo de 1984 y que está sustentada en los mandatos regionales principalmente emanados de resoluciones de los cuerpos directivos de la OPS, así como de OMS, y de otros Organismos del Sistema de las Naciones Unidas y de Organización de Estados Americanos (OEA).

Imagen 1. El organismo de las Naciones Unidas especializado en la salud pública a nivel internacional.

El trabajo de la OPS/OMS en México tiene los retos diversos de aportar al desarrollo de las instituciones de salud de alto nivel científico con que cuenta el país; apoyar los esfuerzos nacionales y locales para el control y eliminación de las enfermedades infecciosas aún prevalentes; contribuir a la respuesta sanitaria que se está dando al envejecimiento de la población, el aumento de las enfermedades no transmisibles y a los riesgos derivados de hábitos de vida poco saludables. Asimismo, la extensión territorial del país, su organización constitucional de tipo federal y el acceso segmentado de la población al sistema público de salud, condiciona que la cooperación técnica genere iniciativas y trabaje con creatividad en apoyo a la interlocución y puesta de acuerdo entre las diversas instituciones y organizaciones del espectro sanitario: públicas y de la sociedad civil; con y sin fines de lucro; nacionales e internacionales.

5.2 Sistema de salud

Según la OMS, un sistema de salud se define como “la suma de todas las organizaciones, instituciones y recursos cuyo objetivo principal consiste en mejorar la salud. Un sistema de salud necesita personal, financiación, información, suministros, transportes y comunicaciones, así como una orientación y una dirección generales.

Además tiene que proporcionar buenos tratamientos y servicios que respondan a las necesidades de la población y sean justos desde el punto de vista financiero.”

Para poder asegurar el bienestar humano y un desarrollo socio-económico continuo es fundamental la protección y promoción de la salud, afirmar el acceso oportuno a los servicios de salud es posible a través de la promoción, prevención,tratamiento y rehabilitación.

En el año 2005, los estados miembros de la OMS, se comprometieron en el desarrollo de un sistema de financiación sanitaria, con la finalidad de que todas las personas tengan acceso a los servicios de salud y la capacidad de pagar por ellos, este objetivo se define como la <<Cobertura Sanitaria Universal>>, para ello es necesario cumplir cierto requisitos:

  • Contar un sistema de salud sólido.
  • Contar con un sistema de financiamiento de los servicios de salud.
  • El accesos a tecnología y medicamentos esenciales.
  • Personal de la salud capacitado.

Algunas de las estrategias planteadas a los países para poder recaudar más dinero para la salud son:

  • Aumento de la eficiencia en la recaudación de ingresos: mejorando la eficiencia de la recaudación de ingresos incrementará los fondos destinados a la prestación de servicios,
  • Replanteamiento de las prioridades de los presupuestos del estado: aumentar la importancia al sector salud, destinando un mayor porcentaje del presupuesto.
  • Financiamiento innovador: algunas estrategias como el aumento de impuestos sobre billetes aéreos, transacciones de divisas y tabaco para recaudar presupuesto destinado a la salud mundial.
  • Apoyo al desarrollo de la salud: colaboración y solidaridad entre naciones para el aumento de la financiación sanitaria.

El departamento de Organización Mundial de la Salud de Recursos Humanos desarrollo un manual de seguimiento y evolución de los recursos humanos para la salud, (Handbook on Monitoring and Evaluation of Human Resources for Health, with special application for low- middle -income countries), el objetivo principal del manual es la documentación de métodos y el intercambio de experiencias para alentar a los países, de bajos y medianos ingresos, aprovechar las experiencias y recopilar recomendaciones sobre seguimiento y evaluación del personal sanitario.

El manual está destinado a lo países de bajo y medianos ingresos, donde se ha observado que la para poder alcanzar las metas más altas en salud de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) es necesario incrementar el número de personas en el área de la salud, por ejemplo, se calcula que a nivel mundial se requiere aumentar alrededor de más de dos millones de médicos, enfermeras y parteros y más de cuatro millones de trabajadores sanitarios en general.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio, presentadas durante la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas en el año 2000, los ciento ochenta y nueve naciones miembras se comprometieron con el contenido de la Declaración del Milenio, se compone de ocho objetivos que van desde la erradicación de la pobreza hasta la detección de la propagación del VIH/SIDA, para el 2015.

Los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio

Algunos de los logro obtenidos desde la publicación de los ocho ODM en el área de salud son: se planteaba la reducción del número de personas que carecen de hambre a la mitad, para los países en vías de desarrollo se logró reducir del 28% al 17% entre los años de 1990 a 2013, la mortalidad de los niños menores de 5 años se redujo hasta un 49% en la época 1990-2013, además de aumentar los niveles de cobertura vacunal; el 66% de los estados miembros consiguieron una cobertura de hasta al menos el 90%, las muertes de sarampión disminuyeron en 74% menos para el año 2013.

La salud materna se puede conseguir asegurando que las mujeres tengan acceso a una atención de calidad en salud reproductiva con intervenciones eficaces, por ejemplo se consiguió obtener que al menos el 90% de los partos sean atendidos por personal cualificado, y así reducir los niveles de mortalidad perinatal, neonatal y materna en al menos la mitad de las regiones de la OMS.

En la reducción de la propagación del VIH/SIDA, se registró un descenso de 3.4 a 2.1 millones de nuevos casos anuales en el mundo del 2001 al 2013 respectivamente, esta cifra representa una reducción aproximada de 38%, además para el año 2013 se registró un aumento en las personas que recibirán terapia antirretroviral (ART), por ejemplo en los países de ingresos bajos a medianos el 36% de las personas afectadas por el VIH/SIDA reciben ART; esto además impacto en la disminución del nivel de la mortalidad por VIH en al menos 37.5% en el periodo 2005-2013.

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años. Referente a la salud lo marca en el objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

5.3 Sistema nacional de Salud en México

La esperanza de vida ha incrementado, así como la exposición a riesgos lo que se relaciona directamente con estilos de vida poco saludables que propicien a la enfermedad, esta situación ha modificado las principales causas de muerte a nivel mundial. En México se ha presentado una transición epidemiológica ya que continúan incrementando las enfermedades no transmisibles y las lesiones. A mitad del siglo pasado las principales causas de muertes eran las infecciones, problemas reproductivos y complicaciones asociadas a la desnutrición, estas afecciones ocupaban el 50% de las muertes. En la actualidad dichas enfermedades representan el 15% de las muertes, pero es alarmante que las enfermedades no transmisibles y las lesiones son responsables el 75% y 11% de las muertes a nivel nacional respectivamente. En la década de 1940, las infecciones gastrointestinales, representaron la primera causa de muerte en México.

Actualmente ya no representa una causa de mortalidad en la población general. A diferencia de la Diabetes Mellitus, no era señalada en las principales causas de muerte hasta 1990, pero hoy es la primer causa de mortalidad en hombres y mujeres en México, con una prevalencia de 14.4%, siendo una de las más altas a nivel mundial.

El desarrollo demográfico y el incremento en la esperanza de vida, dan como resultado un envejecimiento poblacional, lo que modifica considerablemente la pirámide poblacional, adelgazando la población de 0 a 5 años y un crecimiento en los adultos mayores, lo que conlleva a crear políticas públicas y programas de salud para este grupo etario que continúa en incremento.

El Sistema Mexicano de Salud cuenta con un reto dirigido a combatir y controlar las enfermedades no transmisibles y otras afecciones que dañan la salud y bienestar de los mexicanos. El SNS comprende dos sectores públicos y privados los cuales son los siguientes:

  • Sector Público del SNS
  • IMSS- Oportunidades (IMSS-O)
  • Servicios Estatales de Salud (SESA)
  • Seguro Popular de Salud (SPS)
  • Secretaría de Salud (SSa)
  • Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)
  • Secretaría de la Marina (SEMAR)
  • Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE)
  • Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA)
  • Petróleos Mexicanos (PEMEX)

La Constitución Política Mexicana marca en el artículo 4°, la protección de la salud es un derecho de todos los mexicanos. Aun siendo la salud un derecho no todos los mexicanos lo han podido ejercer de manera efectiva. El SNS brinda atención a diversos sectores de la población, en México hay tres grupos de beneficiarios:

5.3.1 Normas oficiales Mexicanas.

En el Sistema Nacional de Salud existen las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) son regulaciones técnicas de observancia obligatoria expedidas por las dependencias competentes, que tienen como finalidad establecer las características que deben reunir los procesos o servicios cuando estos puedan constituir un riesgo para la seguridad de las personas o dañar la salud humana; así como aquellas relativas a terminología y las que se refieran a su cumplimiento y aplicación.

Las NOM en materia de Prevención y Promoción de la Salud, una vez aprobadas por el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Prevención y Control de Enfermedades (CCNNPCE) son expedidas y publicadas en el Diario Oficial de la Federación y, por tratarse de materia sanitaria, entran en vigor al día siguiente de su publicación.

Las NOM deben ser revisadas cada 5 años a partir de su entrada en vigor. El CCNNPCE deberá de analizar y, en su caso, realizar un estudio de cada NOM, cuando su periodo venza en el transcurso del año inmediato anterior y, como conclusión de dicha revisión y/o estudio podrá decidir la modificación, cancelación o ratificación de las mismas.

5.3.2 Guía de práctica clíica

En el marco de mejora de la calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), es fundamental el desarrollo y la implementación de estrategias efectivas que permitan estandarizar y sistematizar los procesos de atención en salud de forma adecuada y eficiente, sustentados en la mejor evidencia científica disponible y con la participación de profesionales de la salud, gestores y administradores, para la correcta y oportuna toma de decisiones clínicas y gerenciales centrados en el paciente.

El escenario actual de los servicios de salud en nuestro país, revela como una prioridad el proporcionar una mejor respuesta a las necesidades y expectativas de la población, a través de la oferta de alternativas e intervenciones efectivas y eficientes para la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades.

CENETEC proporciona información basada en la mejor evidencia disponible para una adecuada toma de decisiones en materia de Tecnologías para la salud, en los servicios de salud en México.

La atención médica de calidad está directamente vinculada al acceso de los pacientes a Tecnologías para la Salud (medicamentos, equipos, dispositivos médicos, procedimientos, formas de organización y sistemas de información) apropiadas y bien gestionadas.

Hoy día las Tecnologías para la Salud son cada vez más complejas, más costosas y su oferta más amplia, por ello, los sistemas de salud necesitan información confiable y oportuna, basada en la mejor evidencia disponible, para decir cuáles de estas tecnologías  se deben incorporar, mantener o excluir dependiendo de su calidad, seguridad y relación costo-efectividad.

El Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (CENETEC), es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud – nombrado en 2009 Centro Colaborador de la OPS/OMS- que te contribuye a satisfacer las necesidades de gestión y evaluación de Tecnologías para la Salud, mediante la asesoría, la coordinación de esfuerzos sectoriales y la generación, integración y divulgación de información, con el fin de sustentar la toma de decisiones en los servicios de salud.

Ámbitos de trabajo.

El CENETEC-Salud enfoca su trabajo en 4 campos prioritarios:

  • Evaluación de Tecnologías para la Salud
  • Guías de Práctica Clínica
  • Gestión de Equipo Médico
  • Telesalud

Las GPC son un elemento de rectoría en la atención médica cuyo objetivo es establecer un referente nacional para favorecer la toma de decisiones clínicas y gerenciales, basadas en recomendaciones sustentadas en la mejor evidencia disponible, a fin de contribuir a la calidad y la efectividad de la atención médica.

Las GPC fueron elaboradas por los Grupos de Desarrollo de acuerdo a la metodología consensuada por las instituciones públicas que integran el Sistema Nacional de Salud de México (SECRETARIA DE SALUD, IMSS, ISSSTE, SEDENA, SEMAR, DIF, PEMEX).

5.3.3  Acciones esenciales para la seguridad del paciente

La seguridad para el paciente durante los procesos de atención a la salud es prioritaria. De acuerdo con las estimaciones, en México el 2% de los pacientes hospitalizados muere, y el 8% padece algún daño, a causa de eventos adversos relacionados con la seguridad del paciente.

Sin embargo, se calcula que 62% de este tipo de eventos adversos son prevenibles, lo que plantea un área de oportunidad para brindar atención médica. Para atender esta problemática, el Consejo de Salubridad General (CSG) y la Dirección General de Calidad y Educación en Salud desarrollaron mesas de discusión para identificar aquellos aspectos que deben seguir los establecimientos que brindan atención médica, en beneficio del paciente.

Este fue el inicio de las ocho acciones esenciales para la seguridad del paciente, las cuales aplican tanto para los entornos hospitalario como ambulatorio. Las ocho acciones y sus objetivos generales, son:

  • Identificación del paciente. Mejorar la precisión de la identificación de pacientes, unificando este proceso en los establecimientos del Sector Salud, utilizando al menos dos datos que permitan prevenir errores que involucran al paciente equivocado.
  • Comunicación Efectiva. Mejorar la comunicación entre los profesionales de la salud, pacientes y familiares, a fin de obtener información correcta, oportuna y completa durante el proceso de atención y así, reducir los errores relacionados con la emisión de órdenes verbales o telefónicas.
  • Seguridad en el proceso de medicación. Fortalecer las acciones relacionadas con el almacenamiento, la prescripción, transcripción, dispensación y administración de medicamentos, para prevenir errores que puedan dañar a los pacientes.
  • Seguridad en los procedimientos. Reforzar las prácticas de seguridad ya aceptadas internacionalmente y reducir los eventos adversos para evitar la presencia de eventos centinela derivados de la práctica quirúrgica y procedimientos de alto riesgo fuera del quirófano.
  • Reducción del riesgo de Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS). Coadyuvar a reducir las IAAS, a través de la implementación de un programa integral de higiene de manos durante el proceso de atención.
  • Reducción del riesgo de daño al paciente por causa de caídas. Prevenir el daño al paciente asociado a las caídas en los establecimientos de atención médica del Sistema Nacional de Salud mediante la evaluación y reducción del riesgo de caídas.
  • Registro y análisis de eventos centinela, eventos adversos y cuasi fallas. Generar información sobre cuasi fallas, eventos adversos y centinelas, mediante una herramienta de registro que permita el análisis y favorezca la toma de decisiones para que a nivel local se prevenga su ocurrencia.
  • Cultura de seguridad del paciente. Medir la cultura de seguridad del paciente en el ámbito hospitalario, con el propósito de favorecer la toma de decisiones para establecer acciones de mejora continua del clima de seguridad en los hospitales del Sistema Nacional de Salud.

Conclusiones

Asegurar la salud en la población es un compromiso de las instituciones de salud, ya que es un derecho de todo individuo, la enfermería se encuentra inmersa en el cumplimiento de los objetivos para alcanzar el logro de salud para todos los individuos, por medio de una atención de calidad y calidez, misma que solo puede ser llevado a cabo a través del conocimiento de las normas oficiales, el uso de las guías de práctica clínica y acciones que velen por la seguridad de los pacientes.

Bibliografía consultada

  • Organización Mundial de la Salud (2006), “Trabajar en pro de la salud: Presentación de la Organización Mundial de la Salud”, Organización Mundial de la Salud.
  • Organización Mundial de la Salud (2008), Alianza Mundial para la Seguridad del Paciente La Investigación en Seguridad del Paciente Mayor conocimiento para una atención más segura.
  • Marco Conceptual de la Clasificación Internacional para la Seguridad del Paciente. Informe Técnico Definitivo Enero de 2009. WHO 2009, http://www.who.int/patientsafety/implementation/icps/icps_full_report_es.pdf OMS(2013), “Los cinco momentos para la higine de las manos” http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/84918/1/9789243503370_spa.pdf?ua=1
  • Aibar C, Aranaz JM, García-Montero JI, Mareca R. . La investigación sobre seguridad del paciente: necesidades y perspectivas. Med Clin (Barc).2008;131(Supl 3):12-7 http://www.elsevier.es/en/node/2071048
  • Cabral, M. (2016). Retos de la enfermería para la cobertura universal de salud: una revisión sistemática. Rev. Latino-Am. Enfermagem, pp. 1-14.
  • OPS. (2011). Regulación de la Enfermería en América Latina. Washington, D. C: OPS. Serie Recursos Humanos para la Salud No. 56.
  • Quintana, M. (2015). CALIDAD DE VIDA EN EL TRABAJO PERCIBIDA SEGÚN NIVELES DE ATENCIÓN Y CATEGORÍAS DE ENFERMERAS. Ciencia y EnfermerIa XXI, pp. 49-62.
  • Shasanmi, R. (2015). National nursing strategies in seven countries of the Region of the Americas: issues and impact. Nursing strategies in the Region of the Americas, pp. 64-72.
  • Trujillo, J. (2013). Formación Científica en la Licenciatura de Enfermería. REVISTA ELECTRÓNICA DE INVESTIGACIÓN EN ENFERMERÍA FESI-UNAM, pp. 40-47. Verde, E. (2010). LA INVESTIGACIÓN COMO GENERADORA DE CAMBIOS DE PARADIGMAS EN ENFERMERÍA. Actual. Enferm., pp. 16-21.